Subasta 84 Parte 1 DE EUROPA Y DEL NUEVO MUNDO. II
15.12.20 (Su hora local)
España
 Carrer del Comte de Salvatierra, nº8, 08006 Barcelona (España)
La subasta ha concluido

LOTE 15:

Taller burgalés vinculado a Diego de Siloé y Felipe de Vigarny. Circa 1520 - 1525.

Precio inicial:
18 000
Precio estimado:
€18 000 - €22 500
Comisión de la casa de subasta: 22% Más detalles
IVA: 21% Sólo en comisión
etiquetas:

Taller burgalés vinculado a Diego de Siloé y Felipe de Vigarny. Circa 1520 - 1525.
"Santa Ana y la Virgen con el Niño"
Importante escultura en alabastro con vetas rosadas y restos de dorado.
Altura: 59 cm.
Delicada representación de este grupo de Santa Ana con La Virgen y el Niño, en el que destaca el papel principal de la madre de la Virgen, quien abraza a María en un gesto maternal y protector, a la vez que en un tierno gesto sostiene al Niño Jesús por la espalda, quien gire su rostro hacia ella, a la vez que juega con el velo de su madre.
Como indica el Dr. Antoni José i Pitarch, en el estudio que acompaña a esta imagen: "Conociendo la riqueza e intensidad creativa que se originó en un centro como la catedral de Burgos a lo largo del siglo XV y primera mitad del siglo XVI, donde grandes comitentes encargaron obras escultóricas para la devoción particular, y la expansión del culto a santa Ana triple, sería más que probable pensar que una obra como es el grupo de santa Ana, la Virgen y el Niño, labrada en bulto redondo, en alabastro con restos de policromía dorada y de pequeñas dimensiones, formase parte de una capilla particular"
Prosigue en su estudio, indicando en lo que respecta a la autoría: "Aunque documentalmente no se puede concretar el lugar de procedencia de esta obra, sus características técnicas y de ejecución remiten a las tipologías escultóricas castellanas del primer tercio del siglo XVI, específicamente a las desarrolladas en la catedral Burgos y su entorno, como la Cartuja de Miraflores. Es en el primer edificio donde se ubica uno de los mayores talleres de escultura en madera y alabastro de Castilla, cuyo máximo exponente fue Gil de Siloé, originario de Amberes, quien además, trabajó entre 1490 y 1500 donde labró los sepulcros de los reyes Juan II e Isabel de Portugal y el sepulcro de Alfonso XII de Castilla, llamado el de Ávila, y el retablo mayor que preside dicha iglesia. …
Se cree que a la finalización de este mausoleo, Gil de Siloé fue quién inició el conjunto escultórico en madera del retablo de santa Ana de la capilla de los Condestables en la catedral de Burgos. Dicho conjunto no pudo ser terminado por Gil, a quien le sobrevino la muerte en 1500, siendo concluido por su hijo Diego, del que se sabe que entre 1517 y 1519 estuvo en Italia y Barcelona junto con Bartolomé Ordóñez. A su regreso a Burgos en 1519, Diego se encargó de las obras inacabadas de su padre y asumió sus propios encargos juntamente con Felipe Vigarny como colaborador (activo en la catedral de Burgos desde 1498).
Las escenas de los retablos de santa Ana y de la Purificación de la capilla del Condestable que más elementos proporcionan para relacionar con la escultura que nos ocupa son las que la historiografía ha atribuido a Diego de Siloé: el cuerpo del Cristo muerto entre los ángeles, las figuras de las santas Magdalena, Perpetua y Marina o Margarita; la Visitación, la Purificación de la Virgen y Presentación del Niño al Templo y las figuras de los Evangelistas Marcos, Juan y Lucas"
Es en este contexto geográfico y cronológico dónde debe situarse la talla en alabastro de santa Ana, la Virgen y el Niño, sobre todo si se contemplan con atención las distintas características de ejecución de los retablos de la Purificación y el de santa Ana de la capilla de los Condestables.
Se adjunto informe del Dr. Antoni José i Pitarch.