Subasta 81 Arte Medieval y Colonial. Un Reencuentro
25.6.20 (Su hora local)
España
 Carrer del Comte de Salvatierra, nº8, 08006 Barcelona (España)
La subasta ha concluido

LOTE 15:

Alonso de Villanueva (Activo en la primera mitad del siglo XVI)

Precio inicial:
32 000
Precio estimado:
€32 000 - €40 000
Comisión de la casa de subasta: 22% Más detalles
IVA: 21% Sólo en comisión
etiquetas:

Alonso de Villanueva (Activo en la primera mitad del siglo XVI)

“Anunciación”
Temple sobre tabla con oro bruñido.
Medidas tabla: 153 x 87 cm. Medidas totales: 203 x 103 cm.
Nuestra tabla, junto con tres tablas más, la Natividad, la Epifanía y el Llanto sobre Cristo Muerto, todas dedicadas a la vida de la Virgen, y de mano del pintor Alonso Villanueva, más una quinta “Santa Clara” también del maestro, tienen su origen en el desamortizado convento de Santa Clara de Úbeda, del que salieron en 1922, para pasar a la colección de Carlos Pickman en Sevilla, como indican Clara Beltrán y José J. Quesada en su artículo de Archivos de Arte que citamos en la bibliografía: “Probablemente se trata de Carlos Pickman Pérez (1888-1971), marqués de Pickman y gran amante de las artes. Descendiente de Charles Pickman Jones (1808-1883) –comerciante inglés que se instaló en Sevilla y adquirió el desamortizado monasterio de la Cartuja para instalar su fábrica de cerámica, la célebre “La Cartuja de Sevilla”.
Concretamente Gómez Moreno en 1921, señalaba la posibilidad de que pertenecieran al primitivo retablo mayor de la iglesia del monasterio de las clarisas.
Respecto al autor, como indican en el citado artículo, Beltrán y Quesada: “El autor, Alonso de Villanueva, trabaja en Córdoba entre 1510 y la década de 1540 y, por tanto, está en conexión con el grupo de artistas que –con Pedro Romana a la cabeza tras la marcha de Alejo Fernández a Sevilla en 1508– abastecen la demanda de pintura en la zona, llegando su producción hasta el reino de Jaén. Precisamente los caracteres formales que se asignan a Romana –limitación expresiva, composiciones equilibradas y fondos de arquitecturas “al romano”– se adecúan al estilo de Villanueva, aunque con un peso mayor de la tradición flamenca. Lo dilatado de su producción, que llega al ecuador de la centuria, permite pensar que su estética tomó con posterioridad una deriva plenamente renacentista. Villanueva estuvo en Úbeda en varias ocasiones, atendiendo los encargos pictóricos de una ciudad que, a pesar de su intensa producción arquitectónica, carece de una actividad similar en la pintura y tiene que recurrir a pintores foráneos a lo largo del siglo XVI”.
Este conjunto de cuatro tablas, presentan un estilo en transición entre el estilo flamenco y las nuevas formas italianizantes. Una vez más cabe citar el artículo de Beltrán y Quesada, en que nuestra Visitación está tan bien descrita: La deuda con la plástica neerlandesa determina el tratamiento de los personajes, especialmente los ángeles; de las telas –minuciosamente descritas con brocados y dorados– y de la perspectiva, con tentativas de crear un espacio creíble no siempre afortunadas; pero precisamente en los fondos arquitectónicos “all’antica” se advierte ya la estética renacentista. El ejemplo más significativo de este sincretismo lo encontramos en la Anunciación. Vestiduras y tejidos revelan un deleite en la representación de oros y brocados plenamente goticista –con granadas recamadas en el manto de la Virgen, evocadoras de la reciente conquista de Granada–, combinado con un anecdotismo de sabor flamenco que se detiene en describir el mobiliario de la casa de María. Sin embargo, el tratamiento del espacio está en conexión con el Renacimiento: una estancia tridimensional, abierta al paisaje en sintonía con las propuestas cuatrocentistas, concebida con elementos arquitectónicos y mobiliario clasicistas. La figura del arcángel suscribe plenamente los mencionados modelos flamencos. Arrodillado frente a la Virgen, la elocuencia de su mensaje queda subrayada por su gesto de “adlocutio” y la filacteria con el texto AVE MARIA GRACIA PLENA DOM del cetro. La Virgen interrumpe su lectura –el profético Ecce Virgo concipiet de Isaías según la Patrística– con un gesto de sorpresa que delatan mejor sus manos que su inexpresivo rostro.”
Procedencia:
- Real Monasterio de Santa Clara de Úbeda, vendidas en la década de 1920.
- Colección de Carlos Pickman en Sevilla
- Colección Moragas (Barcelona).
- Antigua colección Moragas.
Bibliografía: “Los primitivos de santa clara de Úbeda. Aproximación formal e iconográfica, fortuna crítica y vicisitudes de un patrimonio disperso”. Clara Beltrán y José J. Quesada. Archivo Español de Arte, LXXXIX, 356 octubre-diciembre 2016, pp. 341-357.